viernes, 5 de diciembre de 2014

LOS PRESOS Y EL TRABAJO - DECONSTRUYENDO UN FALLO MUY RARO

El CIJ ha publicado el fallo de la Cámara de Federal de Casación Penal que dispuso ordenar a quienes manejan el trabajo de los presos en el sistema federal la creación de un régimen laboral de los reclusos que se adapte a la normativa general sobre derecho de los trabajadores.

Pueden ubicar el fallo aquí:
http://www.cij.gov.ar/nota-14499-Casaci-n-Penal-hizo-lugar-a-un-h-beas-corpus-colectivo-en-un-caso-por-el-trabajo-de-los-presos.html

Fallo impopular si los hay. Los comunicadores no saben cómo hacer para explicar que está bien el fallo cuando ven que a "la gente" le parece una locura, un privilegio grosero a los delincuentes cuando "a nosotros", los perejiles de aquí afuera nos dejan sometidos a un mercado laboral predatorio, informalizado, inseguro y delincuencial...y nadie nos proteje.
(esta crítica política/moral me parece interesante para ser tratada, pues apunta a la igualdad, y a las prioridades a la hora de remover prácticas de explotación económicas..., no tanto la otra, que también anda dando vueltas, según la cual a los delincuentes hay que aplicarles sufrimiento y listo...).

Lo cierto es que después de leer el fallo -considerando su originalidad, la peculiaridad de asunto, su impacto simbólico, la indignación social que generó y lo que escribieron los dos jueces que argumentaron- se me cayeron unos comentarios...los junté, los limpié un poquito, y aquí te los escribo.

1.- Barrilete Cósmico: Antes que nada....Alguien tiene que contar la historia de "Yuriy Tiberiyevich Kepich", el quijote ucraninano que le puso el cuerpo, el nombre y apellido a esta iniciativa (con el apoyo de la Defe. General y la Procu. Penitenc). Barilete Cósmico Yuriy!!
Quién es, de dónde salió, cómo es que terminó en este juicio?!?!?!

2.-  El texto (el lenguaje) del voto de Alejandro Slokar:
Recuerdo cuando empezó la movida de Justicia Legítima, y el capo de A.S., entre otros, se las agarraba contra el lenguaje enrevesado, inentendible, alejado del ciudadano, típico del discurso judicial vetusto, etc.
Intatachable todo...ahora... a la hora de performar, don Alejandro nos tira un fallo de 30 páginas con cada parrafito que mamma mía!!! Aquí una muestrilla........una delicia para la ciudadanía ávida de leer un fallo tán trascendente:

-"que esta sala ya se ha pronunciado en orden a la admisibilidad del remedio casatorio magüer la inexistencia de regla expresa que conceda jurisdicción..."

-"que de otra banda, no es ocioso el señalamiento de que la pena de encierro institucionalizado no se edifica exclusivamente sobre el dato normativo que informa de la relativa restricción a la libertad de circulación del sujeto"

-"por lo demás, desde lo que resulta del plano empírico para la solución de la especie, deben reconocerse los datos estadísticos relevantes que enmarcan la realidad laboral penitenciaria..."

-"En este orden, el tribunal cimero, in re "Méndez", supra citada, señaló que"

-Y para qué te cuento de las citas a Wacquant, Foucault, Stern y otra gente grossa.

(pero sigamos intentándolo, que la democratización del lenguaje es valiosa y es posible!)


3.- El Caso era tán fácil!!!:
El voto de P. David es una perla. Es muy divertido.
Es que el caso no podría ser "jurídicamente"más fácil. Hay una ley que regula expresamente el asunto, así como unas Reglas de Naciones Unidas que en el Derecho Argentino consideramos Aplicables. Ellas disponen que los presos deben tener bien garantizados sus derecho laborales cuando trabajan. Punto.
Entonces, P. David las cita y falla, listo. Menos de 3 páginas.
A.Slokar lo sabía, claro (en su voto también cita lo mismo), pero escribió 30 paginitas.

Por qué ambos hicieron lo que hicieron entonces? (lo opuesto, uno escribe 30 p. y el otro sólo 3). Qué es lo que hicieron cuando hicieron lo que hicieron? Aquí una respuesta:

4.- Cómo y para quién escriben los jueces (y la falta de empatía):
Es claro que los dos Jueces debían tener descontada la polémica que generaría su fallo, y la trascendencia política de su decisión (si algo no tienen es falta de olfato y sentido político).
Ahora bien, A. Slokar y P. David eligen dos caminos opuestos para lidiar con el asunto:
A.- David: minimalismo retórico extremo, la decisión casi que se toma sola, la tomó la ley en el pasado, el juez casi que se esfuma de la escena, dejando sólo el rastro de su firma.
B.- Slokar: maximalismo retórico extremo, sobreargumentando, tirando con todo lo que se pueda (desde la historia de la prisión, hasta la lógica de la producción capitalista, pasando por el positivismo y su teoría de la defensa social, etc. etc.)...todo lo que nos gusta, ya se...pero completamente demedido, argumentalmente innecesario, y varias veces sobresimplificado (se afirman unas correlaciones empíricas que son más bien un salto al vacío...que nosotros salvamos completando los huecos, porque pensamos lo mismo que él a grandes líneas...pero si no...).

Sin embargo...aquí está lo que me parece más interesante ... ninguno de ellos habla con la sociedad que están a punto de escandalizar, ninguno empatiza con las dudas, prejuicios, ansiedades de esa sociedad que (saben que) escandalizarán.

El Juez David directamente evita la conversación.
El Juez Slokar ciertamente habla, y dice. Le habla "a la sociedad", le dice a la sociedad cómo se debe entender el asunto.
Ninguno de ellos se hace cargo de la sorpresa ni de la bronca que están por generar en una parte muy significativa de la sociedad (que anticipan y descuentan, obviamente).

En vez de recordarnos a Foucault o hacer como si el fallo fuera pura rutina, hubiera sido tán valioso que pensaran en algo para decirle a quienes (saben, sin duda saben) pensarán (y piensan) que en vez de dignidad están dándole un privilegio a quienes delinquieron...y que mientras "los mansos" aquí afuera tengan su dignidad laboral mancillada y lesionada por un mercado de trabajo delincuencial apañado por el estado...el regalo de derechos, vacaciones, SAC, a los delincuentes condenados es un privilegio hiriente.

Hay mucho para conversar con esta sociedad indignada...(mucho para responder sobre esta indignación y contenderla) pero para eso hay que empatizar, tomarlos en serio, y fallar que como deben hacerlo los mejores jueces:

(a) hablando (representarse hablando) con la comunidad y no hablar en soliloquio
(b) hablando con toda la comunidad, y no sólo con los del palo (o para zopapear las bestias retrógradas)
(c) hablando con empatía, de lo que les importa, y no como pontífices (de lo que debería importarles).

Pero esto ya lo dijo magistralmente Martha Nussbaum en Justicia Poética...claro.

En todo caso, el fallo es un rico elemento para trabajar y discutir en relación con el derecho, la sociedad, la justicia, el lenguaje, etc. (la cuestión jurídica en el asunto casi que no podría ser más fácil)

4 comentarios:

  1. Otro aspecto incomodo del que se habla poco en el fallo es del pago como recurso de gobernabilidad carcelaria, y no como genuina retribucion por una tarea. Con sus ingresos los presos compran bienes (en las cantinas del penal) que el servicio no provee. Es un eufemismo hablar solo de trabajo y retribucion.

    ResponderEliminar
  2. Interesante punto (no me digas que el pago termina siendo como los vales de las forestal!!!).
    Seguramente la Procu Penit y la Defe. Gral. estarán muy atentas para ver el régimen especial que se elabore, y analizar de manera integral sus impactos, incentivos, etc....falta un largo camino aún...y el "diablo" está en los detalles.

    ResponderEliminar