viernes, 19 de julio de 2013

ENSEÑANZA. DERECHO Y ANARQUÍA (I FOUGHT THE LAW AND...THE LAW WON)

Siempre es lo mismo; lo sabe cualquiera que se dedica a dar clase. La docencia no produce dinero, ni prestigio. Tampoco es valioso en sí mismo el hecho de enseñar o aprender algo nuevo sobre los temas del curso. 
Lo maravilloso de la docencia, es aprender sobre otras vidas, otras mentes, es acompañar el crecimiento de otras gentes, y crecer con ellas.

Estamos así en la primer clase del curso, y en la primera discusión un/a estudiante -hagámosla mujer, llamémosle Belén, sólo para que el relato sea más cercano- traza una hendidura de anarquismo y rebeldía, de cuestionamiento de la autoridad, de la legitimidad de toda autoridad (ni hablar del derecho) etc...

El curso, inventemos, se dedica precisamente a eso a la política y el derecho, a la legitimidad....uhh, dice el profesor...tendremos que pelar bastante este semestre...

Cuatro meses después, llegan los exámenes, la rebelde de nuestra historia ha ido navegando el curso, tirando la cuerda como corresponde, su rebeldía vital inicial fue sabiamente transformada por ella misma en rebeldía metodológica, enriqueciendo al curso...y así, cuando envía su examen lo decora con otro cuchillazo, con un navajazo, mejor dicho y cuelga el video de THE CLASH "I FOUGHT THE LAW" (live) -ver más abajo.

La canción es sabida, tan sabida que ya no reparamos en ella, ni en lo que dice, ni en cómo....En realidad, ahora que se la escucha, resulta rarísima, intrigante. 

Cómo pude ser un "himno" anarquista? (i fought the law, and the law won?). quiero decir, qué perdedor!

Cuando vemos su historia, la cosa se pone más clara. En realidad, creada en la década del 50, en el medio de la nada, era tán insulsa que debía haber quedado olvidada prontamente. Esta es la primera versión

La canción es claramente una balada de un POBRE PERDEDOR -pobre, roba, pierde a su chica, termina en la carcel, picando piedras bajo el sol ardiente, la extraña.

Si ven este video, de una versión 7 años después, con la coreografía bailantera de "cawgirls", todo confluye a la indolencia de una canción más. Bobby Fuller Four - I Fought The Law (1966) http://www.youtube.com/watch?v=OgtQj8O92eI              

Pero The Clash logra llevar a la canción a un sentido y un nivel completamente diferente (o inventar otra canción, usted verá qué teoría artística prefiere).
.
Cuando le sube el tempo a la canción, más cerca de la taquicardia, la cosa empieza a tomar sentido porque ese tempo aumentado refleja la acción del resistente, refleja la búsqueda de romper el cerco del derecho, la canción quiere ir más rápido de lo que el diseño le permite, y esa tensión es bellamente la tensión del anarquista.

Sin embargo, el tema sólo llegó a su sentido más pleno en la versión en vivo -la que enviara la rebelde Belén- porque sólo allí se advierte lo que realmente transforma la identidad de la canción (o mejor, de su protagonista).
 La genialidad de esa versión está en el cambio de una sola palabra. Todo lo que tenía que cambiar era una sola palabra para que el sentido fuera pleno. En lugar de "I left my baby", los tipos gritan "I killed my baby".

Y ahora sí, ya no es un pobre perdedor, es un auténtico criminal. Clash - I Fought The Law (live) http://www.youtube.com/watch?v=FKIzjF25sP8

Y ahora entendemos mejor todo. Y entendemos mejor el anarquismo pseudopunkito inglés/americano.

Allí -nos dirá the clash-, si sos pobre, si robás, si matás, la ley gana. Te enjaula. La ley se aplica ferreamente para sostener una sociedad injusta ("and all the peacemaker turn war officer", dirá en otra)

Pero qué difícil es ser anarquista, seriamente, en un país donde existe general impunidad para los crímenes comunes, y quienes deben "hacer efectiva la ley" son corruptos, abusadores, anómicos, para quienes todo puede estar permitido, si el precio es el convenido.


Acaso, por eso, me suena tán estúpida, naif, idiota, la versión castellana de Ataque 77, que grita "yo combatí la ley"...qué ley querés combatir?, bobo.

Por suerte, la Belén de este cuento, anárquica en espíritu, primero ayudará a construir la ley, para todos/as, y luego se rebelará contra su injusticia -sólo tiene sentido ser anarquista cuando hay ley...lo demás, es pura joda. 

3 comentarios:

  1. Lo bueno sería que mantengamos el espíritu de rebeldía para lograr cambiar algo... nada motiva a inspira a quien se resignó y adaptó al sistema, ¿no?

    (Temón)

    ResponderEliminar
  2. Como tema de The Clash, me gusta más "Bankrobber", tema conocido por varios por haber sido pasado en la película "Rockanrolla" (o algo así):
    http://www.youtube.com/watch?v=BrR-i-NyFtI

    PD: ¿te enamoraste un poquito de Belén?

    ResponderEliminar
  3. Una vez cada año o similar, me acuerdo de este artículo y vuelvo a leerlo. Es simplemente genial.

    ResponderEliminar