domingo, 29 de septiembre de 2013

ADONDE IRÁN...

Hace unos meses, la política argentina se convulsionó cuando las autoridades argentinas dieron a conocer la firma de un acuerdo con Irán. Unos meses después, los acontecimientos se desarrollan con notable riqueza...algunos comentarios para seguir la conversación oportunamente abierta:

1.- Recuerdo que entre las críticas más fuertes que si hicieron en ocasión del acuerdo, había una que puede sintetizarse más o menos así: "Iran es el mal, irán es un estado terrorista...y está mal tener tratos con Irán". El argumento era -vale la pena aclararlo- de principios (no se trataba de que no fuera conveniente tener tratos con ellos, sino que estaba mal). Yo creía y creo que ese es un mal argumento. Lo importante era cómo y qué se negociaba, no el hecho de negociar con Irán, que merece el respeto que se merece todo estado que integra las Naciones Unidas. ¿Qué dirán quienes sostenían esas críticas, ahora que el Gob. de USA ha abierto una negociación bilateral con Irán?. Me parece que correspondería que quienes hacían esos argumentos manifiesten públicamente sobre este significativo hecho, a ver qué evaluación les merece el paso de la diplomacia estadounidense.

2.- Según las informaciones, el Gobierno argentino sigue sin saber, aún hoy, si el gobierno iraní aprobó legalmente el acuerdo. Además,al perecer, el gobierno argentino no tiene medios independientes para verificar, ni evaluar si el gobierno iraní aprueba o no, y si lo hace legalmente o no, el acuerdo. Esa situación diplomática es inaceptable. 

3.- El gobierno de USA informó a la opinión pública de su país la existencia y contenido de una conversación entre ministros, de la existencia y contenido de la conversación entre los presidentes, y de los contornos de los próximos pasos de la relación. Es notable, y doloroso, el contraste entre esa práctica, y la del gobierno argentino, consistente en realizar negociaciones secretas, y concluir un acuerdo secreto, cuya aprobación a todo o nada se impuso al Congreso, sin participación ciudadana relevante, de manera urgente y con grosero retaceo de la información relevante. 

Entretanto...no se puede olvidar que el contenido del acuerdo es bastante malo, pero eso ya lo saben.

3 comentarios:

  1. Contundente el punto 3!!! Y, muy a mi pesar, lamentablemente cierto.

    ResponderEliminar
  2. Gus...

    Aunque reservaría el juicio (se dice eso?) acerca de los méritos de este acuerdo (para mí es mucho ruido y pocas nueces - a lo mejor no se aclarará nada, pero no veo tampoco como sería una "gran victoria propagandística" para Iran, y, quien sabe, por alguna interna en el gobierno iraní quizás algunas de las personas queden sorpendentemente expuestas), tengo que disentir con tu análisis.

    Para mí es erroneo considerar que la práctica del gobierno argentino difiere en algo del mundo intensivamente secreto de las relaciones internacionales, sobre todo cuando se trata de los EEUU. La única razón que sabemos algo de lo que pasa es porque de vez en cuando se nos cae algún Snowden o Manning, quienes a su vez están perseguidos sin pudor, mientras que los oficiales que mentían de forma abierta en las audiencias en el Congreso siguen cómodamente en sus cargos.

    Un acuerdo de este carácter no sólo no se declararía abiertamente sino que nunca se debatiría en el Poder Legislativo. Si acá parece que dejan filtrar algo, es porque quieren sacar algún rédito político. En cuanto a la falta de participación ciudadana en la construcción de la política exterior, esta decisión no salió del framework de las "buenas" prácticas occidentales en nada - la delegación cuasi absoluta de su ejercicio al Poder Ejecutivo (y en EEUU, un extensivo "shadow-state" que ni éste controla de todo...).

    ResponderEliminar
  3. Andrewwwwww, cuento las lunas que falten para tomarnos unos vodkas por allí.

    Muy buenos tus comentarios sobre la política exterior de USA. Los tomo por buenos como comentarios generales sobre la lógica de esa política.

    Ahora bien, y dándolos por buenos, creo que la cosa en relación las novedades sobre USA-IRAN, se apartarían de la propia reconstrucción que hacés a nivel general.
    Quiero decir, en este caso no fue Snowden, y efectivamente las dos conversaciones se hicieron públicas por parte del estado...y ese hecho debe ser explicado y valorado, pues.
    Entonces, empiezo por la valoración: la difusión del inicio de las conversaciones es lo correcto...informar a la ciudadanía desde ese moemento, y abrir el proceso al debate público, etc. Eso lo hizo el gob de USA y no lo hizo el gob de Arg. -llevó en secreto todo el proceso y solo puso sobre la mesa el documento firmado, sin nada más.
    Veamos la explicación: Tal vez la dás vos mismo al mencionar "quieren sacar algún rédito político"...(se podría agregar, tal vez, que es lo mismo, "quieren evitar algún costo político" si avanzaran en secreto). En todo caso, en Arg., al parecer, no había rédito suficiente en la publicidad, ni costo suficiente en el secreto, y esa diferencia podría sugerir, en tus propios términos, una diferencia general en sistema de incentivos....
    En todo caso, para explicarme mejor, mi punto sobre este aspecto, sería: (1) que lo correcto es informar el comienzo de tan trascendente camino (y trabajar los conflictos que se generen) (2) que en este caso de Irán, lo ocurrido en los dos países es muy diferente...en usa ocurrió lo correcto, en argentina no (3) que si en USA ocurrió lo correcto por los incentivos políticos internos, habría que decir que los incentivos provocaron que se haga lo correcto (tal vez los incentivos no estaban diseñados para eso, no lo sé..pero es muuuy contrafáctico llegar a ese punto); y -paralelamente- en el caso argentino los incentivos no provocaron que se haga lo correcto.

    ResponderEliminar